Acercando un poquito de Guatemala a tu Corazón!

Víctor Wotzbelí Aguilar

Nació en la ciudad de Huehuetenango el 14 de junio de 1897, hijo de Trinidad Solórzano y el Lic. Porfirio Aguilar.
Cómo anécdota, su padre al inscribirlo en el Registro Civil no firmó el acta de nacimiento, por lo que en el libro respectivo aparece su nombre marginado únicamente con el apellido materno.
 
La familia Aguilar se trasladó a Quetzaltenango, siendo Wotzbelí muy niño y en aquella tierra Altense realizó sus estudios en el Instituto para Varones de Occidente, paralelo a seguir estudios musicales, al inicio con Manuel Sandoval y más tarde con Jesús Castillo.
 
Instrumentos de su predilección fueron el piano y la guitarra, en los que tenía especial gusto en transformar el aire del son guatemalteco en un movimiento rápido con acompañamiento similar al de la marcha, escrita en compás 6/8, lo que le dio lugar a la creación del ritmo “Guarimba”, el que, con mucho orgullo para los guatemaltecos, se estima actualmente como música representativa de la raza mestiza. 
Esto se considera así, porque tiene características del son chapín con acompañamiento rítmico y adaptaciones tonales de la música europea.
 
Es Wotzbelí el compositor de música ligera que más ha penetrado en la conciencia del pueblo guatemalteco, por eu estilo específico del uso del compás de seis octavos, comúnmente llamado seis por ocho, ya que en él parece estar cristalizado el espíritu del nativo fusionado con el del conquistador.
 
De sus obras son muy conocidas “Utz pin pin”, “Actualidad”, “La Cruz del Cerrito”, “Añoranza”, “Occidente”, “Tristezas Quetzaltecas”, “La Patrona de mi Pueblo y  “Los Trece”, entre otras, melodías que hasta el presente se escuchan constantemente en nuestras marimbas.
Viajó fuera de los linderos de nuestro país, dando a conocer en el exterior su talento musical. A su regreso, dejó de existir en Quetzaltenango el 4 de julio de 1940.
© 2016 Marimba 24-7, Todos los Derechos Reservados.